Saltar al contenido

Como Hacer Una Maquina De Arcade Casera

17/07/2022

Esto es, emplearlas como consolas Arcade para poder jugar en el salón de casa a placas de juegos Arcade tipo JAMMA sin necesidad de tener una máquina Arcade montada. Esto es viable ya que estas Supergún acostumbran a integrar distintas conectores (USB, Neo-Geo, etcétera.) para poder conectarles gamepads o mandos tradicionales y de esta manera poder jugar tal y como si de una consola se tratase. Huelga decir que para ello necesitarías un monitor CRT con Euroconector en el hogar para no tener que echar mano de conversores de video y perder por el sendero la calidad de vídeo que da el sistema nativo RGB SCART o Euroconector. El sistema de video que hayamos ido a montar está muy vinculado al sistema de juegos que vayamos a usar. Aunque habrá más de un purista que quiera montar un sistema CRT analógico con alguna televisión vieja o incluso con un monitor Arcade original. Si fuera este el caso, el tema se dificulta exponencialmente, puesto que necesitaremos un sistema de juego que emita una señal de video analógica coincidente con este género de monitores o televisiones, o en su defecto, algunos conversores de vídeo.

Realizando esto, le daremos una exclusiva vida a nuestra Arcade y vamos a poder de esta manera jugar a cientos y cientos de nuevos de juegos. Por supuesto vamos a requerir los joysticks y botones de juego normalmente para dos players. Al tratarse de un sistema JAMMA, Nuestros controles irán conectados al pertinente cable JAMMA directamente y por tanto no es necesario usar placa PCB para transformarlos a USB. Lo ideal es montar un monitor, pantalla o TV de los «culones» viejos si disponemos de placas Arcade originales, en tanto que la experiencia de juego será considerablemente más satisfactoria.

Joystick Y Botones Para 2 Players

El interruptor, cuando está accionado o abierto, dejará pasar de forma continua electricidad al dispositivo al que esté conectado. No obstante, el pulsador, en el momento en que se activa, lo único que hace es enviar un “pulso” eléctrico (señal eléctrica muy breve) al dispositivo al cual está conectado. Enchufe con interruptor y fusible incorporado, se torna indispensable para prender y apagar la máquina en su totalidad.

como hacer una maquina de arcade casera

Bueno, y de esta forma fue como pasamos de jugar en los billares del barrio a jugar en el salón de casa, perdiéndose por el camino todo el ingrediente social que contenía el hecho de jugar a videojuegos en unos salones recreativos públicos. Todo aquel nacido en la década de los 70/80 seguro que habrá oído charlar del término. No solo oído, sino se va a haber criado jugando a esta clase de máquinas. Las máquinas Arcade, para mucho de nosotros, supusieron un auténtico “boom” de emoción y diversión. Fueron muchas las horas y monedas que gastamos en los salones recreativos tratando “cogerle el vicio” a cualquier máquina Arcade que podíamos hallar en todos los miles de “billares” que poblaban todo el territorio nacional. Es posible que al notar una máquina recreativa arcade retro, creas que es un reto edificarla por tu cuenta.

Gadgets Que Puedes Conectar A Tu Arcade Original

La otra opción es tirar de un monitor CRT con aptitud MultiSync e inclusive de un televisor viejo. Claro esta que les va a costar conseguir uno, puesto que son muy escasos y buscados por los apasionados a los sistemas retro. Depende de qué género de recreativa desees crear, ya que a lo largo de diferentes épocas andas han tenido distintas informaciones y por consiguiente el coste de la emulación varía según la clase de máquina arcade que quieras crear para tu casa. ¿Te agradaría tener una máquina recreativa en el hogar que fuera lo mucho más fiel viable a la experiencia de los salones de la temporada y te parece que lo que hay en el mercado no es lo suficientemente leal? Ya que en el artículo te daremos consejos de como montar una basada en un PC que se vea y sienta como las de otrora. Placa PCB cuya utilidad es exactamente la misma que la PC2Jamma, siendo esta una placa de mayor calidad y considerablemente más actualizada que la anterior .

A partir de mediados de los ochenta hubo un declive muy conocido en la industria Arcade. Esto se debió más que nada a la saturación en el mercado de salones Arcade y al cada vez mayor conocimiento y dominio de los juegos por la parte de los jugadores (aprendiéndose los conocidos «patrones» del juego). Y, aunque parezca patraña, la mala fama que muchas familias americanas le atribuían a los salones recreativos también puso su granito de arena al ocaso de lo Arcade. Estas máquinas, instaladas en negocios públicos como podían ser sitios de comidas, bares y, como no, salones de juego o “billares”, tenían un monedero y un sistema por el que te daba la opción de poder jugar una partida al juego de turno a cambio de “echarle” una moneda.

Tiene una potencia de salida de 20W, mucho más que suficiente, os lo aseguro, y necesita 12V para alimentarse. Esto me permitió instalarlo en la parte trasera de la máquina y dejar accesibles los potenciómetros, de modo que puedo supervisar el volumen de los altífonos con sencillez. Los altavoces irán encastrados en la tabla que queda sobre el monitor. Para llevar a cabo los huecos tenéis que tener paciencia, marcar bien los círculos y recortar con la sierra despacio. De la segunda pieza de 50cm de ancho conseguí el soporte del monitor mandos superior y mandos frontal, obteniendo del espacio restante (50×82.4cm) los 2 laterales. Por supuesto los cortes entre 50cm y 45cm que era el ancho que necesitaba los realicé yo para las piezas pequeñas en este trozo.

Su gran virtud es que viene con todo lo preciso para emular una gran cantidad de sistemas y que funciona con todo tipo de pads y mandos de control; merced a su vistosa interfaz, cualquiera de los individuos puede hacerse con el sistema en escasos minutos. Una vez que todo está conectado, sólo queda probar que el sistema arranca y modificar los mandos correctamente. Como el equipo que voy a utilizar es pequeño (una Raspberry ocupa poco mucho más que una tarjeta de crédito) la voy a atornillar en la parte trasera del soporte del monitor. Allí la tendré a mano para conectar o desconectar cualquier periférico que necesite.

Si, por contra, no les queda más antídoto que montar un TFT chato en vuestra máquina JAMMA y si disponéis de placas Arcade auténticos, olvidaos de poder jugar a ellas sin adaptarle antes ciertos convirtidores de video. Si a esto sumamos la cantidad ingente de información que se puede encontrar en la actualidad por la red, me atrevería a decir que es relativamente simple construirse en el hogar una pequeña o gran máquina Arcade con cientos de juegos instalados para lograr rememorar nuestra más tierna niñez. El pc precisa 5V para funcionar, y esto lo conseguiremos de la fuente de nutrición de PC. Cualquier conector mollex de una fuente lleva una secuencia de cables que sostienen una corriente de 5V o 12V, justo lo que requerimos tanto para el Raspberry Pi como para el amplificador de sonido. El computador crea salida de audio, pero requerimos altavoces y algo que les dé capacidad. Podemos “destripar” algunos altífonos de PC viejos que tengamos por casa.