Saltar al contenido

Como Hacer Maquinas Arcade

17/07/2022
Como Hacer Maquinas Arcade

En unas semanas publicaremos otro especial para llevar a cabo algo parecido con nuestro pc, una manera fantática de sacar partido a hardware que no da un buen desempeño con software de hoy y de las mejores formas de disfrutar de los tradicionales del juego de plataformas. Por supuesto, les animamos a llenar este producto con vuestras críticas y comentarios. Además, con recalboxOS puedes transformar tu Rasberry Pi en un centro multimedia gracias a KODI, que viene integrado en el sistema y al que podéis entrar de forma realmente simple. Tenéis muchísima información sobre qué podéis hacer con KODI en su página oficial. Estos son los componentes que aconsejamos pero podéis cambiar esta configuración en función de vuestras pretensiones y presupuesto. En lo personal, no les recomiendo nada por debajo de la Raspberry Pi 3 y el kit de disipación viene muy bien con vistas a futuro o por si acaso es necesario realizar algo de overclock para ganar rendimiento en ciertos emuladores.

como hacer maquinas arcade

El sonido, la imagen, los colores, nuestra experiencia de juego es infinitamente superior en placas originales que en cualquier simulador. El beneficio de la consola es que trae incorporada los botones, controles, joysticks, sistemas de audio y vídeo, adaptadores y cables, conque prácticamente lo único que necesitarás es amoldarla al monitor en caso de que no lo incluya. Sin embargo, además de ser una alternativa menos económica, pueden no ser la alternativa ideal en cuanto a desempeño. Este mini-computador tiene un precio aproximado de 32 euros, y lo puedes comprar sobre todo en tiendas de electrónica o por medio de Internet. En el momento en que yo fabriqué mi recreativa el modelo de Raspberry mucho más adelantado era el 2, en este momento hay un modelo superior que tiene mucho más potencia y puede emular más máquinas que esta versión.

Edifica Tu Propia Máquina Recreativa: ¿qué Materiales Y Accesorios Necesitas Comprar? Consejos Y Sugerencias

Una vez muerto el mercado Arcade, el que quería ponerse una Arcade en su casa tenía que buscar máquinas originales que alguien conservara. Máquinas que no eran precisamente baratas y que eran muy difíciles de localizar. Esto, unido a la contrariedad de localizar placas originales de juegos Arcade, hacía que fueran muy muy pocos los privilegiados que se podían permitir tener una máquina Arcade en el hogar.

Tienes que buscar en las especificaciones si son capaces de producir vídeo con resoluciones compatibles con los CRT. Es obvio que vamos a necesitar varios elementos a fin de que todo esto funcione. Tenemos la posibilidad de usar un ordenador “viejo” que se nos haya quedado desfasado y que ejecute con bastante potencia emuladores tipo MAME. Es una buena opción, en tanto que el pc ya lleva incluida la salida de vídeo, audio, la fuente de nutrición y el almacenaje masivo. Si por el contrario lo que iremos a usar son placas de juegos Arcade originales, para poder utilizar con estos monitores TFT, las que emiten una señal de video incompatible con los mismos, deberemos conseguir conversores de video. En el caso de emplear placas multijuegos tipo Pandora, todas ellas tienen dentro diferentes tipos de salidas de video, lo que nos facilitará bastante las cosas.

Evolución Del Fenómeno De Las Máquinas Arcade Hogareñas

En la situacion de las placas multijuegos, estas ya vienen preparadas y configuradas para lograr gozar de una cantidad enorme de juegos Arcade sin apenas tener que configurar nada. Estas llevan que viene dentro un conector JAMMA macho el cual irá conectado al conector JAMMA hembra del cable JAMMA correspondiente. Ahora hemos citado que el principio del fin comenzó con la aparición, a mediados y finales de los 80, tanto de las primeras consolas (NES, MEGADRIVE, etc.) como de los primeros micrordenadores domésticos (Amstrad, Spectrum, Commodore, MSX, etcétera.). Estos últimos pasaron de emplearse como herramienta ofimática a centro de juegos para el hogar.

como hacer maquinas arcade

Entre los que se encuentran botones de colores, palancas negras y sus que corresponden controladoras, que van a deber ir conectadas a la Raspberry Pi. Cuenta con unas geniales votaciones y asegura una latencia mínima. Sin embargo, una alternativa bien interesante que se ubica entre las máquinas recreativas que tenemos la posibilidad de adquirir y los emuladores en PC y gadgets móviles inteligentes, es la de fabricarnos nuestra máquina arcade. Como mencionamos, para jugar a títulos clásicos disponemos una extensa variedad de elecciones.

Estas PCBs permitirán que nuestro computador o Raspberry reconozcan los controles de la máquina así como sacar imagen desde dichos dispositivos al sistema de vídeo de la Arcade. Si bien no pertenezca al mundo de lo «casero», les expondremos rápidamente y de una manera muy general de qué forma marchan estas máquinas y que vas a requerir para poder jugar si dispones de una totalmente funcional. Tendremos que conectar botones y joysticks a la interface con su cableado correspondiente.

Esta PCB sí que emite señal de vídeo RGB a 15Khz, por lo que podrás gozar sin ningún género de inconveniente de los juegos de tu Raspberry en tu cegadora pantalla Arcade CRT. Como su nombre indica, con esta placa PCB podremos conectar nuestro PC a cualquier máquina Arcade con sistema Jamma. Esta placa no convierte señal de vídeo «habitual» a señal RGB a 15Khz, con lo que la gráfica de tu computador va a deber de emitir este tipo de señal de vídeo de manera nativa. Te puedes sentir mucho más que favorecido si dispones de una máquina original Arcade. Como ahora he citado en apartados precedentes, lo que mucho más se aprecia y valora en este tipo de máquinas, con independencia de su diseño, es la señal de vídeo que es con la capacidad de manejar.

Los gráficos en 3D se popularizaron más tarde en los juegos de consolas y ordenadores sobre todo a finales de los 90, aunque los sistemas Arcade, como el Sega Model 3, seguían siendo sensiblemente más avanzados y poderosos. Si ya tienes la paciencia y la especialidad, el siguiente paso es comenzar a buscar los materiales y herramientas que precisarás para construir tu máquina recreativa. Por fortuna, el trámite para llevar a cabo una bartop o una lowboy arcade es idéntico, en lo único en que se distinguen es en las dimensiones de la caja. Una vez ensamblada en el mueble que veremos ahora y conectada a los correspondientes periféricos, no tenemos mucho más que instalar cuantos emuladores y programas deseamos para empezar a jugar a los títulos que marcaron nuestra niñez y adolescencia. Y como mencionamos, se trata de un dispositivo tan, tan versátil que además de como cerebro de la máquina que estamos construyendo, en el futuro puede servirnos como centro multimedia y mil cosas más.

RetroPie tiene soporte para más sistemas, soporte para Bluetooth y hay mucho más información para «trastear» probando nuevos emuladores en lugar de una instalación un tanto más dificultosa. Si les animáis a probarla tenéis mucha información en su web oficial. La tarjeta de 16 Gbytes es más que bastante para el sistema y cientos de ROMs pero por poco mucho más podéis conseguir una de 64 Gbytes que les garantiza que no tendréis inconvenientes de espacio en el futuro; como veréis, una vez montada es muy simple añadir nuevas ROMs a la máquina.